Fabricar en España

ingenieria del diseño industrial y desarrollo del producto

Fabricar en España o en Asia

Tomar la decisión de donde fabricar un producto es complejo, ya que influyen muchos factores, económicos, estratégicos y operativos. En este articulo expondremos algunas ventajas e inconvenientes para ayudarte en la tarea de tomar esta decisión.

China es un país muy grande con una capacidad de fabricación enorme y en los últimos años se ha convertido en la fábrica del mundo. Sin embargo, no podemos recomendar como norma general que fabricar en china es siempre la solución más apropiada para todos los productos.

Antes de entrar en más detalle te recomendamos que tengas objetivos reales al respecto de la producción que quieres acometer, tanto en cantidad, coste y plazo. Por otro lado, que valores otros factores no vinculados directamente en el coste del producto, cómo el tiempo, la calidad y posibilidad de copia del producto.

Factores económicos que afectan el coste de un producto

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos de productos fabricados en china es su bajo coste y su gran capacidad de fabricación. Hay que considerar que esto se logra por 3 razones principales:

• Gran volumen de producción

• Ahorro en coste de los componentes

• Bajo coste de la mano de obra

Si no cumples los 3 factores anteriores, analiza en detalle los siguientes factores.

1. Coste de mano de obra

En general el coste de la mano de obra euros/hora es mucho mayor en España que en Asia. Del orden de 10 veces. Sin embargo, debemos valorar que porcentaje del coste total del producto proviene de este recurso. Si el coste en mano de obra es un porcentaje muy alto del coste del producto se debe valorar ir a otro país, por el contrario, si el coste de la mano de obra respecto al total es bajo, no es necesario deslocalizar la producción.
Otro factor importante es la productividad del trabajador y del proceso. Esto solo se puede lograr contando con personal motivado y adecuado para cada labor.
2. Escalabilidad. Tamaño de la producción

Cómo regla general mientras más se produce de un producto su coste será menor. Esto influye tanto en el todo, como en los componentes, así que podemos abaratar produciendo mayor cantidad y escogiendo componentes que se produzcan a gran escala.

Cuando el fabricante escoge componentes que va a instalar en productos de distintos clientes obtiene un menor precio. Ya sea en Asia o en Europa.

Si no vamos a fabricar muchas unidades de nuestro producto, el ahorro se va a compensar con costes de transporte, importación y nuestro tiempo de gestión.

3. Coste de transporte

El coste del transporte puede ser grande o pequeño en relación con el coste del producto. Esto depende de cada caso. Típicamente componentes pequeños, ligeros y de alto valor pueden ser transportados en grandes cantidades sin afectar el precio. Por el contrario, elementos voluminosos, pesados y de bajo valor, el coste del transporte influye mucho.

Otro factor muy importante por considerar es que los envíos de China a Europa se realizan mayoritariamente de 3 formas: avión, barco y tren. En avión puedes esperar que el producto llegue en 2 días, sin embargo, en barco o tren puede tardar de 1 a 2 meses.

Si puedes planificar con tiempo, no utilices transporte aéreo ya que incrementaría mucho el coste.

4. Importación y aduanas. No somos expertos en esta materia y hemos experimentado todo tipo de casos:

• Envíos pequeños y grandes que no tienen ningún problema.

• Otros envíos cuyo coste de aduana es mayor que el del mismo producto.

• Y por último paquetes que son rechazados y nunca llegan a nuestras manos.

5. Tiempo. El tiempo es dinero, planificar y cuantificar los tiempos de producción es un gran reto. Vamos a listar tiempos a considerar:

• Conseguir un acuerdo con el fabricante.

• Llegada de los componentes, según el distribuidor y medio de transporte escogido.

• Ensamblado de cada parte del producto y tiempo de ensamblaje total.

• Tiempo empleado en el diseño de útiles de fabricación, ajustes y mejoras debidos al proceso de fabricación.

• Retraso por razones ajenas a la producción normal (plazos de entrega de componentes, falla de maquinaria de producción o logística).

6. Coste de baja calidad. Estos costes son relativos a la baja calidad del producto o en otras palabras calidad inferior a la deseada, lo cual repercute en el proyecto de varias maneras:

• Se incrementa el coste asociado a las reparaciones, garantía o reemplazo del producto.

• Disminuye la reputación de la empresa ya que se ve afectada su imagen frente a sus clientes.

• Afecta la producción por la sustitución de algún lote defectuoso que debe ser reemplazado o producido de nuevo.

• La empresa se ve obligada a cambiar de proveedor de algún componente y eso repercute en costes y tiempo.

Factores estratégicos para localizar la fabricación

1. Propiedad intelectual y secretos industriales. Producir en Europa tiene la ventaja de facilitar el control sobre los secretos de diseño y del producto, al externalizar la producción a grandes fábricas se dificulta este control.

2. Conocimiento del producto y manufactura. Se puede controlar el proceso de fabricación del producto e incorporar mejoras en los procesos de producción. Además, será más fácil optimizar el diseño y mejorar el producto en siguientes versiones.

3. Control de calidad. La fabricación del producto puede ser supervisada personalmente sin tener que trasladarse largas distancias y verificar que el proceso se encuentra dentro de los parámetros establecidos.

4. Flexibilidad para adaptar la producción. Se facilita incorporar modificaciones, incrementar o disminuir la producción y personalizar el producto según la demanda.

5. Innovación y prototipado. Se tiene mejor acceso a los componentes y herramientas para fabricar prototipos de otros productos.

6. Confianza. El cliente se puede sentir parte del proceso de producción debido a que puede estar informado de la fabricación o de los inconvenientes en cada momento.

Factores operativos

1. Logística
Al estar más cerca se disminuyen los costes por traslado y el tiempo para supervisar el proceso de producción y también se puede administrar mejor el proceso de almacenaje y distribución de la producción.
2. Idioma
Hablar el mismo idioma facilita enormemente la comunicación, se puede acordar una negociación más conveniente, agiliza los tiempos de todo el proceso de producción y se minimizan las posibilidades de mala interpretación de la información compartida entre las partes involucradas.
3. Tiempo
Hay numerosos casos donde producir en España es más lento y es difícil que las empresas se comprometan y cumplan con los plazos. En otros países suelen producir mucho más rápido. Sin embargo, no es la norma general y haciendo un control exhaustivo de la producción se puede subsanar este inconveniente.
4. Certificación
El cumplimiento de normas aplicables a las metodologías de fabricación y producto son más complejas de obtener si la fabricación es en Asia. La certificación CE de productos se realiza bajo la premisa de que el producto se fabrica bajo una metodología que controla procesos, componentes y producto final. Si algo cambia se puede incumplir la certificación.

5. Cercanía
Cercanía de las empresas y la posibilidad de controlar los procesos de forma más personal, pudiendo participar en el proceso de control de calidad.

Factores socioeconómicos de España

Hemos vivido una etapa reciente de deslocalización de empresas y fábricas afectando el crecimiento interno del país y en consecuencia la población trabajadora en general. A mayor volumen de fabricación en el país, mayor empleo y mayor generación de riqueza, aumentando la capacidad de consumo.

Sin embargo, no todas las empresas han logrado sus objetivos de ahorro mudando la producción fuera de España, por lo que se ha producido una tendencia inversa, para volver a producir en España o Europa en general.

¿Qué se gana con la relocalización?
Control. La compañía puede supervisar directamente la producción e introducir los cambios necesarios para mejorar el proceso.
Calidad. El uso de maquinaria avanzada y mano de obra más cualificada hace que el ‘Made in Spain’ tenga una mejor calidad comparando con otros países.
Sencillez. Las complicaciones logísticas y burocráticas son mucho menores cuando la empresa produce donde tiene su sede.
Imagen. Los consumidores valoran los productos hechos en España y se potencia el vínculo de la compañía con una localidad.

Conclusión / Recomendaciones generales

Si quieres saber si fabricar en España es o no conveniente, debes considerar los factores relacionados con el coste de producción versus logística, aunque el costo de producción puede variar según el producto que vayas a fabricar y las cantidades asociadas, en muchos casos es más económico fabricar localmente.

 

¿Te ha gustado?

Escríbenos queremos ayudarte

 

Entradas recomendadas